Por qué, si te gusta escribir ficción, necesitas un tren

Mira…

Qué coraje me da cuando me dicen aquello de que «el tren siempre pasa dos veces».

Sí, es verdad, lo reconozco, pasa dos veces. Sobre todo, si es una línea circular, que en ese caso es hasta el mismo tren.

Pero no me da coraje por eso, y te lo explico.

Aunque el tren sea el mismo, la segunda vez tú ya no lo eres.

Estarás de acuerdo conmigo en que la vida nos va dejando cicatrices, y también una sonrisa más relajada, que no todo va a ser malo.

Así que, si no te subiste al tren con veinticinco ni con treinta y ocho, quien se va a subir al mismo tren con cuarenta y seis es una versión diferente de ti misma, de ti mismo.

Me he arrepentido de muy pocas cosas en mi vida. Una de las que sí, fue escribirle aquel poema de amor a una compañera de la que estaba colado cuando cursaba séptimo de EGB, porque fui el hazmerreír de la clase hasta que llegué al instituto, de poco más.

Hace cinco años (te lo cuento en el vídeo si pulsas el botón), hice lo que llevaba treinta pensando que quería hacer algún día: dejarlo todo y dedicarme profesionalmente a escribir.

Vendí mi casa y dejé mi trabajo, el de la nómina fija, para escribir.

No, no te recomiendo que lo hagas así, es muy estresante.

El caso es que si hubiera cogido ese tren con veinticinco y no me hubiera creído eso de que «de escribir no se vive» (que no es cierto), hubiera logrado alcanzar mi sueño veinte años antes.

Así que sí, pasa dos veces el tren, pero tú no eres el mismo, la misma.

En este curso te enseño cómo llegar desde tu situación actual, a vivir de escribir ficción SIN RIESGOS (no seas loco).

Sé cómo hacerlo, tengo los conocimientos y lo practico, y eso es lo que te enseño a hacer en este curso, que tiene un precio de 147€, pero que vale tanto como tu libertad financiera: conseguir que tu trabajo, el que pague tus facturas, sea la escritura de ficción. 

Si quieres saber más, pulsa el botón azul. Si no te apetece, también está bien.

¡Abrazos!